- De noche conducía por una carretera con poca visibilidad y de repente un perro se cruzó en mi camino. El seguro se hizo cargo de los daños que ocasionó el animal.